Banner

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es uno de los cánceres más comunes en el mundo. Es la principal causa de muerte por cáncer entre los hombres y las mujeres en los Estados Unidos. El fumar cigarrillos causa la mayoría de los cánceres de pulmón. A mayor cantidad de cigarrillos diarios que fume al día y cuanto más joven se comienza a fumar, mayor será el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. La exposición a altos niveles de contaminación, radiación y asbesto también puede aumentar el riesgo.

Los síntomas comunes del cáncer de pulmón incluyen:

• Una tos que no desaparece y empeora con el tiempo
• Dolor constante en el pecho
• Tos con expectoración con sangre
• Falta de aire, silbidos al respirar o ronquera
• Problemas repetidos por neumonía o bronquitis
• Inflamación del cuello y la cara
• Pérdida del apetito o pérdida de peso
• Fatiga

Existen muchos tipos de cáncer de pulmón. Cada uno de ellos crece y se disemina de un modo distinto y se trata de una forma diferente. El tratamiento también depende del estadio o de qué tan avanzado se encuentre. El tratamiento puede incluir quimioterapia, radiación y cirugía.

 

Enfermedades de la paratiroides

La mayoría de las personas tiene cuatro glándulas del tamaño de un guisante, llamadas paratiroides, sobre la glándula tiroides que se encuentra en el cuello. Aunque sus nombres son similares, las tiroides y las paratiroides son completamente diferentes. Las glándulas paratiroides producen la hormona paratiroidea (PTH, por sus siglas en inglés), que ayuda al cuerpo a mantener el equilibrio entre el calcio y el fósforo.

Si las glándulas paratiroideas producen cantidades excesivas o muy bajas de hormona, alteran el equilibrio. Si segregan demasiada PTH, el cuadro se denomina hiperparatiroidismo y el nivel de calcio en la sangre aumenta. En muchos casos, un tumor benigno en las paratiroides aumenta su actividad. En otros casos, el exceso de hormonas puede provenir de glándulas paratiroides aumentadas de tamaño. En muy raros casos, la causa es un cáncer.

Si no se produce suficiente cantidad de PTH, el cuadro se denomina hipoparatiroidismo. La sangre tendrá muy poco calcio y una excesiva cantidad de fósforo. Entre las causas se encuentran las lesiones de las glándulas, los trastornos endocrinos o los cuadros genéticos. El tratamiento se enfoca en recuperar el equilibrio entre el calcio y el fósforo.

 

Calcio

Usted tiene más calcio en su cuerpo que cualquier otro mineral. El calcio tiene muchas funciones importantes. El cuerpo almacena más del 99 por ciento del calcio en los huesos y los dientes para ayudarlos a ser fuertes y resistentes. El resto se encuentra en todo el cuerpo en la sangre, los músculos y el líquido entre las células. El organismo necesita del calcio para ayudar a que los músculos y los vasos sanguíneos se contraigan y se relajen, para secretar hormonas y enzimas y enviar mensajes a través del sistema nervioso.

Es importante obtener abundante calcio en los alimentos que ingiere. Los alimentos ricos en calcio incluyen los productos lácteos como la leche, el queso y el yogurt y los vegetales con hojas verdes. La cantidad exacta de calcio que necesita depende de su edad y de otros factores. Los niños y los adolescentes en etapa de crecimiento necesitan más calcio que los adultos jóvenes. Las mujeres mayores necesitan mucho calcio para prevenir la osteoporosis. Las personas que no ingieren suficientes alimentos ricos en calcio deben tomar suplementos de calcio.

 

Alergia a las comidas

La alergia a las comidas es una respuesta anormal a un alimento desencadenada por el sistema inmunológico del cuerpo.

En adultos, los alimentos que desencadenan más reacciones alérgicas son: pescado, mariscos, maní y frutas secas como las nueces. En los niños, pueden ser los huevos, leche, maní, frutas secas, soja y trigo.

Los síntomas de una alergia a un alimento incluyen:

• Picazón e hinchazón de la boca
• Vómito, diarrea o cólicos abdominales y dolor
• Sarpullido o eccema
• Sentir la garganta apretada y dificultad para respirar
• Disminución de la presión sanguínea

Para diagnosticar la alergia a un alimento, su proveedor de cuidados de salud podría usar la historia clínica de la persona, una dieta donde se eliminen los alimentos que posiblemente estén causando la alergia y exámenes de la piel y de sangre.

Si una persona sabe que tiene alergia a un alimento, debe estar preparada para lidiar con una exposición accidental a la misma. Puede ayudar usar un brazalete o collar con información sobre la alergia y llevar consigo una inyección de epinefrina (adrenalina).

Sólo se pueden prevenir los síntomas de una reacción alérgica evitando el alimento que los cause. Una vez que la persona y su proveedor de atención médica hayan identificado el alimento al que la persona es sensible, estos tienen que ser retirados de su dieta.

 

Bronquitis aguda

La bronquitis es la inflamación de los conductos bronquiales, las vías respiratorias que llevan oxígeno a sus pulmones. La bronquitis aguda causa tos con mucosidad, dificultar para respirar, jadeo y presión en el pecho. Existen dos tipos de bronquitis: aguda y crónica.

Los mismos virus que causan el resfrío y la gripe muchas veces pueden causar bronquitis aguda. Estos virus se propagan por el aire cuando alguien tose o a través del contacto físico (por ejemplo, alguien que no se haya lavado las manos). La bronquitis aguda también puede ser causada por la exposición al humo del cigarrillo, contaminación del aire, polvo y gases. Las bacterias, así mismo, pueden causar bronquitis aguda pero no tan seguido como los virus.

La mayoría de los casos de bronquitis aguda mejora en unos días, pero la tos puede durar varias semanas después de haberse curado la infección. Si usted cree que tiene bronquitis aguda, consulte a su médico.

El tratamiento incluye descansar, tomar líquidos y aspirina (para los adultos) o acetaminofén para bajar la fiebre. Un humidificador de ambientes puede ayudar. Puede necesitar inhalar medicinas para abrir sus vías respiratorias si tiene jadeo o sibilancias. En general, no se necesitan antibióticos. Estos no curan los virus - la causa más común de la bronquitis aguda. Si su proveedor de cuidados de salud cree que usted tiene una infección bacteriana, puede ser que él o ella le recete antibióticos.

 
Más artículos...